Inicio Santuario de San Miguel de Aralar


 

1865. El experto en antigüedades artísticas, Pedro de Madrazo y Kuntz visita el santuario y admira el retablo de esmaltes. Da cuenta de él en dos publicaciones y divulga la existencia de esta joya en los círculos artísticos e históricos, por lo que a partir de entonces empieza a ser valorada como una obra maestra de la orfebrería medieval.

 

1884. El rey de España Alfonso XII, que tomaba aguas en el balneario de Betelu, sube desde Lekunberri al santuario, el 2 de agosto, en una caballería ofrecida por Vicente Astiz, vecino de Lekunberri. Le acompañan el Ministro de la Guerra, General Quesada, su ayudante el duque de Sexto y su médico de cabecera, Dr. Camisón.

1889. Una gran peregrinación organizada por la Diócesis de Pamplona, formada por más de 15.000 fieles de la capital y de otras localidades llega el 3 de junio hasta el santuario para conmemorar el XIII centenario de la presencia cristiana en España.

  La procesión encabezada por las cruces parroquiales avanza hacia el Santuario
La procesión encabezada por las cruces parroquiales avanza hacia el Santuario
 

1899. El 25 de agosto, una segunda gran peregrinación, con motivo de conmemorar el final del siglo XIX, tiene como escenario el santuario de Aralar. Se congregan cerca de 20.000 personas. Un total de 47 cruces parroquiales procedentes de los valles próximos de la Barranca, Larraun y Araiz se concentran en las celebraciones.

1902. El 18 de agosto visita el santuario el rey de España Alfonso XIII. Sube a pie desde Uharte Arakil.

1909. En septiembre sube al santuario el escritor y pensador Miguel de Unamuno, quien relata su experiencia en un artículo incluido en su obra “Por tierras de Portugal y de España”.

1925. A través de un aparato electrógeno, llega la luz eléctrica al santuario de Aralar, posteriormente asegurada mediante el trazado de una línea fija. También este año se instala el primer teléfono en el santuario.

1931. El santuario de Aralar es declarado el 4 de junio, Monumento Histórico-Artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional, por Decreto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de la República Española.

 

1936. Llega al santuario el primer automóvil. El 12 de enero, un coche –oruga, matrícula SS 7945, vence la dificultad de inexistencia de carretera y recorre todo el camino hasta alcanzar el santuario.

1942. Un pavoroso incendio destruye totalmente la hospedería del santuario. La diligente actuación de los habitantes del santuario y de los vecinos de Uharte Arakil y otros pueblosevita que el fuero afecte al templo.

  El 12 de enero de 1936, llegó al santuario el primer automovil: un coche oruga
El 12 de enero de 1936, llegó al santuario el primer automovil: un coche oruga
 

1965. En septiembre se inaugura la carretera de acceso al santuario desde la Casa Forestal (término de Bustingorrieta). El acceso hasta este punto desde Baraibar, en el valle de Larraun, se había construido en 1949.

1966. La Diputación Foral de Navarra acuerda construir la nueva hospedería del Santuario con zonas de hospedaje, bar y refugio abierto.
Se encomienda el proyecto al arquitecto José Luis Cía, con la ayuda de Julián Arteaga. Las obras se inician en 1968 y concluyen en septiembre de 1972.

1972. La Institución Príncipe de Viana de la Diputación Foral de Navarra, bajo la dirección de Francisco Iñiguez Almech, acomete la restauración general del monumento, que comprende la reconstrucción del cimborrio octogonal.

1979. Una banda de ladrones dirigida por el delincuente internacional “Erik el belga” arranca y roba todas las piezas del retablo de esmaltes.

1981. Tras difundir, a través de Interpol, un dossier con las características precisas de los esmaltes de Aralar, aparecen éstos en distintas localizaciones: París, Roma y Gante.

1982. Se abre la carretera que comunica directamente Uharte Arakil con el santuario.

1991. El 20 de mayo vuelve a colocarse en el santuario, con las debidas medidas de seguridad, el frontal de esmaltes de Aralar.

1996. El 30 de diciembre, el Gobierno de Navarra, mediante Decreto Foral, declara Bien de Interés Cultural al frontal de esmaltes románico del santuario de San Miguel de Aralar, por constituir una de las obras más importantes de la esmaltería medieval europea.

1997. El Gobierno de Navarra realiza la última restauración del monumento, remozando el tejado, limpiando de escombros el sobretecho e instalando calefacción bajo el suelo, trabajos que duran 10 meses y son dirigidos por el arquitecto Javier Sancho.

2001. Fallece D. Inocencio Ayerbe, capellán del santuario desde 1945.

2002. Se inician las obras de remodelación de la hospedería para su uso como restaurante y cafetería.